JORNADA “SISTEMAS DE CALEFACCION Y REFRIGERACION EFICIENTES”

foto

El pasado 5 de octubre nuestro Ingeniero de Proyectos Aquilino Capellin participo en la jornada técnica organizada por la Fundación Asturiana de la Energía sobre “Sistemas de Calefacción y Refrigeración Eficientes en ámbitos locales”

Colaborando con la Alcaldesa de Villayon, Dña Estefania Gonzalez, explicamos los detalles técnicos y económicos del hasta la fecha única red de calor con biomasa realizada en el ámbito rural del Principado de Asturias, en el concejo de Villayon.

Estuvimos acompañados ademas en las presentaciones por miembros de la Ente Regional de la Energia de Castilla y Leon, de Hunosa, del Ayuntamiento de Cuellar, de la Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío y de la Fundación Asturiana de la Energía.

Siempre es un placer colaborar con ellos en este tipo de eventos.

 

 

Ayudas a la renovación de calderas de gas

La Consejería de Industria y Empleo del Principado de Asturias pone en marcha las ayudas destinadas a

SUSTITUCION DE CALDERAS MURALES DE GAS ANTIGUAS POR CALDERAS NUEVAS DE CONDENSACION

Con esta medida se pretende impulsar la utilización de calderas de ga natural de alta eficiencia, calderas estancas y de condensación, cuyos rendimientos y emisiones mejoran sustancialmente las tradicionales calderas atmosféricas.

Las ayudas se podrán solicitar hasta el 30 de septiembre del 2016, y se otorgara hasta 450 € a fondo perdido de ayuda por caldera sustituida.

La tramitación de las ayudas podrán solicitársela a IDEP sin ningún compromiso

www.idepingenieria.com

Bases de las ayudas AQUI

Publicadas las bases reguladoras para las ayudas LEADER destinadas al desarrollo rural hasta el 2020

547725_300x300

Las ayudas a proyectos de desarrollo rural ya están en marcha. El Principado de Asturias, a través del BOPA del 13 de julio, ha publicado las bases reguladoras para las ayudas hasta el año 2020, que serán gestionadas por los Grupos de Acción Local repartidos por la geografía asturiana.

Los beneficiarios serán empresas privadas, corporaciones municipales y entidades sin ánimo de lucro y que podrán recibir ayudas hasta un 45% del coste de inversiones calificadas como productivas y hasta el 100% en inversiones no productivas (estas últimas solo para Ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro).

Entre las acciones subvencionables, están las inversiones o estudios de viabilidad relacionados con las energías renovables y la eficiencia energética (medida M07.2)

Para todo lo que usted necesite saber en referencia a la medida M07.2,  podrá contar con IDEP  para asesoramiento, realización de estudios de viabilidad, realización del proyecto o tramitación de las ayudas.

Puede leer las bases AQUI

 

Unanimidad en el sector fotovoltaico: “La regulación actual debe cambiar para permitir el despegue del sector en España

Mesa redonda de los partidos pliticos

Mesa redonda de los partidos políticos

Las conclusiones que se sacaron en la mañana del jueves 14 en la jornada organizada por la Unión Española de Fotovoltaica en Oviedo se resumen en el titular de este post:

La regulación actual, definida por el Real Decreto 900/2015 sobre las condiciones que regulan el autoconsumo eléctrico, es un lastre imposible de superar para el desarrollo de la energía fotovoltaica en España.

El sector de la solar fotovoltaica en España ha crecido de una manera abrumadora desde el año 2006, cuando se establecieron las retribuciones a la producción de esta energía mediante generosas primas. En 5 años, la industria española se situó a la cabeza mundial en producción, adquiriendo un “know how” muy relevante, consolidando un tejido empresarial de alto valor añadido y contribuyendo de manera decisiva a la reducción del precio de la tecnología fotovoltaica hasta en un 70% en ese periodo de tiempo.

Cuando había llegado el momento de recoger los frutos de toda la inversión que el Estado había hecho por el crecimiento del sector, parece que se ha tomado la decisión de que había que acabar con él.

Desde el estallido de la crisis, estas retribuciones en forma de primas se han ido recortando paulatinamente, hasta desaparecer totalmente con la moratoria a las renovables en el año 2012.

En la actualidad, el coste de la energía fotovoltaica está muy próximo al coste del KWh que se comercializa, lo que hace de esta una tecnología perfectamente competitiva, capaz de introducirse en el mercado de manera masiva sin incentivos ni subvenciones.

La viabilidad económica de una inversión que haga un particular o una pequeña empresa en placas solares para ahorrar en su factura eléctrica es atractiva, puesto que se puede recuperar la inversión en un plazo de entre 5 y 7 años. Teniendo en cuenta que la vida útil de las placas fotovoltaicas es de unos 20 años, y que el precio de la electricidad se incremente año tras año, hace que el número de instalaciones en autoconsumo se pueda incrementar fuertemente en los próximos años.

Flat_Holm_PV_solar_array_near_Farmhouse

Hasta el año 2015, el régimen de autoconsumo eléctrico, esto es; producir electricidad en el propio lugar de consumo, apoyándose en la red cuando este no era suficiente, estaba regulado por la ley del sector eléctrico, de manera muy básica, puesto que no era una situación habitual.

Desde el despegue de la fotovoltaica, se hacía más que necesario establecer una regulación clara y justa a la que se tuvieran que sujetar los autoproductores.

La respuesta del gobierno, ha sido imponer el famoso RD 900/2015 en el que se establecen una serie de cargos adicionales que debe pagar el productor por la utilización de la red eléctrica como apoyo (el conocido como “impuesto al sol”). Estos cargos son desproporcionados, porque están muy por encima del coste del impacto que se provoca y son discriminatorios respecto a otros usuarios de la red eléctrica.

Además de las trabas financieras y sanciones abusivas por el incumplimiento, el Real Decreto se ha redactado imponiendo toda una madeja de trabas administrativas y burocráticas, que hace que los costes y plazos de tramitación sean un instrumento más de disuasión a la hora de realizar una instalación fotovoltaica para autoconsumo.

 

En la jornada organizada por UNEF en Oviedo han participado en una mesa redonda participantes de todos los partidos políticos del Principado, intervenciones, que, a mi juicio, han servido para poco más que confirmar las posturas que todo el mundo conocía de antemano de cada uno de ellos.

Sostenibilidad económica y energética

El único edificio de viviendas de Europa que ha obtenido la certificación Leed Platinum está en España, en concreto en la localidad madrileña de Tres Cantos. El pasado mes de junio, el USGBCI (United States Green Building Council Institute), concedió a la cooperativa de viviendas Arroyo Bodonal este diploma internacional que reconoce la máxima excelencia en la construcción sostenible, el respeto medioambiental y la eficiencia energética.

En España son solo 21 los inmuebles que poseen este prestigioso reconocimiento, pero la mayoría pertenecen a grandes empresas como Iberdrola, Zara, Repsol, Abengoa o Nestlé. También hay algunos edificios públicos y universidades. Al mismo nivel que todas estas grandes corporaciones está ahora una modesta cooperativa en régimen de autogestión de 80 viviendas sostenibles (71 libres y nueve protegidas), que empezó a tomar forma hace 13 años. Desde hace más de un año viven 225 personas –el 80% con edades entre los 33 y los 43 años–, que han pagado desde 127.000 euros (un dormitorio) hasta 350.000 euros (cuatro dormitorios) por sus pisos.

arroyo-bodonal

Este residencial quita de un plumazo los fantasmas que existen a la hora de hacer viviendas sostenibles y vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre por qué no se construyen más casas de este tipo en España. Ser un rara avis tuvo sus complicaciones. Solo los dueños de estos pisos creyeron en su proyecto, a pesar de no contar con un solo euro en subvenciones y haber tenido que hacer frente al sobrecoste que suponía la construcción. “El incremento de gastos neto en este inmueble, que tiene calificación energética A –la máxima posible en España–, ha supuesto entre el 6% y el 7% si se compara con un edificio con calificación C alta, que es superior a la media”, dice Antonio Martínez Ovejero, secretario de la Junta Rectora y uno de los impulsores del proyecto. Esto significa unos 500.000 euros de más, unos 6.000 euros adicionales por vecino.

Parece nimio si se tiene en cuenta que en esta urbanización los propietarios tienen un ahorro energético del 75,64%, (531.371 kWh) y la emisión de CO2 disminuye en un 73,20%. Si se compara con la normativa energética americana, “ahorra un 44,63% de energía con respecto a un edificio de construcción estándar”, según Borja López Calle, consultor Leed de Indra, miembro del USGBCI desde 2008 y empresa encargada de la obtención del certificado de este inmueble.

Es el único edificio residencial de Europa que obtiene el certificado Leed Platinum

El ahorro producido por el sistema de climatización, calefacción y agua caliente está entre 111.996 y 101.571 euros cada año. Descontado esto, resulta que el gasto medio en electricidad por piso entre mayo y diciembre de 2015 ha sido de apenas 37,02 euros al mes. Con este nivel de ahorro, en seis años la inversión habrá sido amortizada. “El verano pasado el sistema de climatización hizo frente en solitario a la ola de calor más fuerte de los últimos 30 años, manteniendo una temperatura media en las viviendas de 22 y 23 grados”, resalta Martínez Ovejero. Pero no hay calderas de petróleo o de gas, ni aparatos de aire acondicionado ni radiadores. La construcción y el diseño de los 80 pisos tienen como referencia los edificios de consumo de energía casi nulo contemplados en las directivas de la UE y que serán obligatorios para todo nuevo inmueble a partir de 2020.

climatizacion geotermia

Lo que hace diferente a este bloque, ejecutado por el arquitecto Carlos Nieto Gómez, es la envolvente (fachada ventilada, doble aislamiento y cristalería del alta eficiencia energética), la geotermia y el suelo radiante, así como el sistema de ventilación mecánica automatizada en cada vivienda con recuperación de calor. Las viviendas se entregaron con electrodomésticos de alta eficiencia energética y lavadoras y lavavajillas bitérmicos, lo que supone que el agua caliente se provee a través de la geotermia.

Los ascensores tienen recuperación cinética (crean energía en la bajada, la acumulan y la aprovechan para la subida) y hay preinstalación y reserva de espacio para la recarga de las baterías de coches eléctricos en los garajes. Para el ahorro de agua cuenta con un sistema de recogida y reutilización de agua de lluvia, y con un depuradora de aguas grises procedentes de lavabos y duchas para su reutilización en las cisternas de los inodoros y la limpieza de los garajes.

Además de la falta de ayudas públicas, a los cooperativistas les pilló la crisis del ladrillo y a punto estuvieron de perder una media de entre 50 y 70.000 euros cada socio. Pero lo peor fue la falta de sintonía de las entidades financieras. Antonio Martínez lo recuerda como la etapa más crítica y difícil. “Recorrimos 28 bancos solicitando el crédito promotor. Solo cuatro entraron a examinar el proyecto y solo uno, Triodos Bank, nos lo concedió en base al proyecto medioambiental”.

El gasto medio en electricidad por piso es de apenas 37 euros al mes

Esta promoción ha sacado los colores al sector inmobiliario español y europeo demostrando que un nuevo tipo de construcción es posible. ¿Por qué no cunde el ejemplo? Es cierto que no es la única urbanización que tiene geotermia o que ha conseguido una calificación A en España. Aunque se podrían contar con los dedos de las manos.

“La certificación Leed, que aparece en España en 2008, coincide con la crisis del sector inmobiliario. Las promociones de vivienda nueva han caído mucho y es parte de la razón de que haya tan pocas viviendas certificadas”, dice Dolores Huerta, secretaria técnica de Green Building Council España. Pero, sobre todo, porque “los requisitos que pide Leed son a menudo muy exigentes para viviendas, como el de la prohibición de fumar en todo el edificio. Además, el sector inmobiliario aún no conoce ni utiliza el argumento de la sostenibilidad como garante de la calidad de las viviendas”, prosigue. Según Borja López, “conseguir el nivel platino requiere un sobreesfuerzo que las promotoras estándar de viviendas no quieren asumir. El caso de Arroyo Bodonal es distinto al haber sido una autopromoción de cooperativistas con una idea muy clara desde el inicio”.

Los promotores señalan a los compradores de vivienda. “Falta cultura, conocimiento y sensibilidad por parte del cliente. Seguramente el cliente que accede a una vivienda no tiene idea de qué es Leed y qué significa, frente a otros certificados como por ejemplo la calificación energética”, dice Fernando Moliner, presidente de la Comisión Técnica e Innovación de la Asociación de Promotores de Madrid (Asprima). Moliner menciona un residencial de 75 casas en Somosaguas, también en la región madrileña, en trámite de registro.

Fuente: El País