Una de las obras más importantes que hemos realizado este 2017 fue la instalación de climatización de los nuevos laboratorios de la empresa de gestión de aguas Aqualia, en la ciudad de Oviedo.

Se han adecuado las diferentes salas que componen los laboratorios con equipos de climatización y tratamiento de aire.

La climatización se ha hecho con una unidad Mitsubishi Electric con sistema de refrigerante variable y recuperación de calor. Esto permite una gestión del modo frio/calor por cada sala independientemente, a la vez que mejora notablemente la eficiencia energética del sistema.

La climatización está gestionada con un control centralizado.

Cada una de las salas está destinada a un uso diferente, con equipos de laboratorio de diferentes clases, por eso, la renovación y ventilación del aire ha tenido que ser muy adaptada a cada necesidad. Para ello se han instalado campanas de extracción individualizadas, equipos de filtración para la sala de microbiología, equipos de refrigeración para una cámara de frigorífica, o control de presión diferencial.

La ventilación principal se ha hecho con un recuperador de calor que se integra con extractores adicionales, dependiendo de las necesidades de cada sala.