El Ayuntamiento de Illas (Asturias) confió en IDEP para realizar la parte térmica de una rehabilitación energética que afecto a 4 edificios municipales: Casa Consistorial, Biblioteca, Centro de Día y Escuela.

La solución propuesta para reducir la eficiencia energética de la instalacion y la reducción en las emisiones de CO2, fue crear una red de calefacción distribuida, a partir de una caldera central situada en uno de los edificios afectados.

Se sustituyeron las calderas de los edificios por una caldera central de biomasa. El combustible es pellets

Una red de tuberías enterradas, preaisladas, reparte el calor generado en al sala de calderas a los edificios.

En este caso se trata de una red de pequeño tamaño, con una potencia instalada de 70 KW y una longitud de tuberías total aproximada 200 m

Cada edificio tiene instalada una estación de intercambio indirecta, con un control sobre la temperatura interior y horario de calefacción y/o producción de ACS propia.

La instalacion fue equipada con contadores de calor en la sala de calderas central y en las subestaciones individuales, para monitorizar la eficiencia global de la instalacion.