Este verano hemos realizado la instalación de una sala de calderas para una comunidad de vecinos en Gijón.

En esta ocasión, la empresa de servicios energéticos Aresol, confió en nosotros para la realización del montaje de la instalación hidráulica.

Se trató de una sustitución de las antiguas calderas centrales de gasoil en una comunidad de 200 vecinos, en las que se instalaron dos nuevas calderas de biomasa de 500 y 1000 KW.

Para ello, se reformo completamente la sala de calderas, dotándola de una nueva instalación hidráulica, que incluye, bombas, vasos de expansión, tuberías de acero,  aislamiento, acumuladores de agua caliente y válvulas.

La complejidad de la instalación radicó en que había que desmontar parcialmente la vieja instalación, manteniendo el suministro de agua caliente sanitaria con una de las calderas de gasoil, mientras se construía la nueva instalación. Solo una vez que las calderas de biomasa estaban en operación y todos sus sistemas instalados, se desconectó la antigua caldera y se puso en marcha el servicio.

La instalación se realizó en un plazo realmente rápido ya que había que tenía que estar completamente operativa a comienzos del periodo de calefacción.

En ese tiempo se hizo la instalación de tubería soldada, pintura de imprimación, montaje de acumuladores, conductos de salida de humos, válvulas y bombas de circulación.

Las nuevas calderas, que utilizan combustible de astilla de madera, permitirá a los vecinos de la urbanización, un importante ahorro económico, a la vez que reformar una instalación de más de 30 años de antigüedad